La web para ser mejores padres
Síguenos en:

El método Suzuki: ningún niño sin música

Mi hijo de tres años es un saco de nervios. No puede estar más de cinco minutos en un mismo sitio, es incapaz de concentrarse en una actividad más de 30 segundos, todo lo toca, todo lo mueve… ¿Realmente es posible que aprenda a tocar el violín? Definitivamente, sí. Existe un método según el cual “todos los niños tienen talento”. Se llama método Suzuki y contribuye a reforzar la perseverancia y el afán de superación de tu hijo.

El método Suzuki fue creado por Shinichi Suzuki con un lema muy concreto: ¡Todos los niños tienen talento! Esto no siempre lo tenemos presente cuando vemos las notas de nuestros hijos. Cuando suspenden la asignatura de música pensamos que no han nacido para cantar o tocar un instrumento y les privamos de la multitud de beneficios que ofrece la música (los niños y la música). Pero quizá nos estemos equivocando. Quizá es que no lo están aprendiendo con el mejor sistema de enseñanza. El Sr. Suzuki se dio cuenta de que todos los niños del mundo, aunque no sacaran buenas notas en la escuela, hablaban su lengua materna con gran fluidez. Hablar y expresarse requiere una gran habilidad. Por lo tanto, ¿por qué un niño que habla correctamente su lengua no es capaz de seguir ciertas asignaturas de la escuela? La respuesta para él es muy sencilla: porque su capacidad no ha sido desarrollada a pleno rendimiento. Desde aquel día, el Sr. Suzuki comenzó a analizar el proceso de aquel “Método de la Lengua Materna“, tal como lo denominó. Y se dio cuenta de que cuando un niño aprende una lengua, se siguen siempre unas pautas:

  • El niño se va acostumbrando a los sonidos del lenguaje por medio del ambiente que le rodea (oye hablar a sus padres, a sus abuelos, etc.).
  • Los padres intentan que aprenda palabras por medio de la repetición constante (por ejemplo “mamá”, y “papá”).
  • Cuando el niño empieza a hablar, los padres reaccionan ilusionados, valorando todo pequeño progreso.
  • A medida que el niño va hablando más y más, lo va haciendo mejor, con construcciones correctas y con la pronunciación cada vez más perfecta.

De hecho, estas pautas son comunes en el aprendizaje primario de cualquier persona:

  • Tener un ejemplo: un modelo para imitar.
  • Tener la oportunidad: frecuencia y tiempo para practicar.
  • Obtener reconocimiento: para motivarle.
  • Repetir: para perfeccionar y mejorar.

Solo hace falta llevar este método a la enseñanza de otras habilidades diferentes a hablar, como la música. Y esto es justamente lo que hacen los profesores del método Suzuki. Este método se asocia con la educación primaria.

Anna Garí Campos
Psicóloga clínica

Segunda parte de este artículo: ¿Cómo se trabaja con el método Suzuki?
Consejos prácticos relacionados con este artículo: El método Suzuki: ningún niño sin música. Consejos prácticos.

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario