La web para ser mejores padres
Síguenos en:

Estás haciendo un trabajo de artesanía.

Si has puesto los medios, persevera, no tires la toalla. Tu hijo se merece que continúes trabajando en él.

No tires la toalla. Formar a otro ser humano es un trabajo “de fondo”. A veces, nuestros trabajo “se tuerce”. A veces no obtiene resultados. ¡Pero no abandones!
No alcanzar la meta que te has fijado con tu hijo no quiere decir que lo hayas hecho mal. Puede que la meta estuviera mal definida. O la estrategia. O tus expectativas. O sencillamente, no le estás dando tiempo…Persevera porque estás “trabajando” con un ser humano…

Cree en tu poder de intervención. No existe nadie en el mundo que conozca mejor a tu hijo y pueda influir en el.
Persevera y persevera porque lo estás haciendo bien.

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario