La web para ser mejores padres
Síguenos en:

“Ni malo ni tonto; solo soy un niño en formación”

¿Seguro que es él el que pierde el control?

Los niños se comportan como niños en continuo estado de descubrimiento. Eso implica que se arriesguen, que desafíen y que en ocasiones trasgredan unas normas limitadoras para su propio desarrollo cognitivo.

Con límites más respetuosos, con un conocimiento de la etapa madurativa de tu hijo, con una visión más integradora de la educación, lo que ahora son “desobediencias” se convertirían en oportunidades de despertar el pensamiento crítico de nuestros hijos.
No serían necesarios los insultos, ni las etiquetas, ni los sarcasmos ni castigos. Ni nuestra ira o decepción contra ellos.

El problema no es el comportamiento de nuestros hijos. El problema es que nosotros no gobernamos ni nuestras emociones ni nuestro propio comportamiento.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario