La web para ser mejores padres
Síguenos en:

Vídeo: ¡Sonríe a tu familia!

Un vídeo que te recomendamos que veas con tu hijo pero sobre todo que interiorices porque los adultos no vamos sobrados de sonrisas e incoherentemente les pedimos a nuestros hijos “mejor rollito” en casa y mejor actitud cuando somos los primeros que nos olvidamos de sonreír.

Sonreír para agradecer. Para saludar y despedirnos. Para comunicarnos, para acariciar, incluso para negociar con nuestros hijos. Sonreír no significa ceder. O ser vulnerable. Significa ser amable y cortés con los demás, independientemente de lo que hagas.  Si queremos colaboración, si pedimos respeto y educación empecemos por “entrenarnos” con una humilde pero poderosa sonrisa.

Como decía la Madre Teresa de Calcuta: “La paz empieza por una sonrisa”.

 

 

 

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario