La web para ser mejores padres
Síguenos en:

15 consejos para que tu hijo adolescente no acabe el verano como lo empezó

El verano para los adolescentes puede ser un tiempo de zigzag. Se enamoran y desenamoran. Se divierten y se aburren. Tienen más tiempo que nunca y eso a veces es un desafío para todos. Reclaman más libertad.

Comparan y exigen las mismas normas que rigen las casas de sus amigos. Las emociones están a flor de piel. Es un tiempo de oportunidades, de grandes cambios y descubrimientos.

Le proponemos a tu hijo adolescente 15 ideas para que aprovechen más su verano. Queremos que cuando lo terminen tengan la sensación de haberse enriquecido, de haberlo aprovechado y sobre todo de haber contribuido a su propio cambio. No nos gusta que algunos lleguen “cansados” al final de él.

El verano lo pueden planificar los padres, pero la actitud de cómo vivirlo y en qué fijarte es cosa de ellos.
Por eso,  comparte con tu hijo estas 15 ideas que, a unos más que a otros, pueden contribuir a vivir el verano de otra manera.

15 ideas para aprovechar al máximo tu verano


  1. Valora con lápiz y papel los aciertos y errores de este año. El éxito del nuevo curso depende en mucho de los errores del pasado. Te ayudará ver la película Una cuestión de tiempo en familia. Se puede sacar mucho jugo sobre los errores…
  2. Ordena tu cuarto. Es el primer paso para controlar tu mundo. Prepárate para empezar en septiembre con control. Pocas cosas y cada una de ellas en un sitio.
  3. Ahora que tienes tiempo, acostúmbrate a valorar cada día tres cosas buenas de tu vida, desde tus sábanas limpias hasta el abrazo de tu madre. No se puede repetir.
  4. Aprende o mejora tu inglés. Échate una novia extranjera.
  5. Viaja. Con amigos, con tus padres, lejos o cerca. Sal y abre tu mente.
  6. Prueba un deporte nuevo.
  7. En vacaciones hay menos manos para servir la comida en los comedores sociales. Prueba, ahora tienes tiempo… ayudar a los demás remueve por dentro y modifica el cerebro…
  8. Escribe una carta de valoración a una persona que quieras. Es bueno para ella, pero también para ti. Al hacerlo, aprendes a hacerlo contigo mismo.
  9. ¡Lee! El cerebro necesita alimento también en vacaciones. No puedes no leer “La estepa infinita” de Esther Hautzig.
  10. ¡Enamórate y arriesga! Genial si eres correspondido. Pero si no, tendrás que aprender a gestionar tus sentimientos. No pierdes en ningún caso.
  11. Regala detalles y atención a tu hermano, a ese que el día a día no te deja mucho tiempo para cuidar. Igual que “trabajas” la amistad con tus colegas, hazlo con él.
  12. Ten tres conversaciones trascendentes con tus padres. Habla de emociones, de recuerdos y ¡agradece!
  13. Pasa tiempo a solas. Con la naturaleza. Con las estrellas, con el agua, con el silencio. Es enriquecedor estar en tu propia compañía. Estar solos no es de colgaos.
  14. Es tiempo de familia y de convivencia. En ocasiones, de más roces. Antes de reaccionar, trata de pensar qué le ha llevado al otro a actuar de esa manera. Entrénate en ver el problema desde su punto de vista TAMBIÉN.
  15. Recuerda que las vacaciones son también para tus padres. Igual que tu tienes tus planes de descanso y diversión, ellos también deberían. Las obligaciones no desaparecen con el colegio. Las tareas y los tiempos de vuelta a casa son sagrados para que todos podáis descansar.

Elena Roger Gamir
Pedagoga – Solohijos.com

 

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario