La web para ser mejores padres
Síguenos en:

El sarcasmo: un arma peligrosa

Dos de las armas más eficaces para destruir la comunicación de la familia son la ironía y la insolencia. Ambas son primas hermanas y conviven disfrazadas de mil formas en nuestra casa.

Creemos que son mejores que los gritos o las amenazas, que los insultos o la burla pero no nos damos cuenta que el sarcasmo hiere profundamente la autoestima de los niños (y de los padres), crea distancia entre ambos y distorsiona totalmente el mensaje que se quiere trasmitir.

Cuando le hablas con sarcasmo:
  • Le enseñas un modo irrespetuoso de hablar y relacionarse con los demás.
  • Le faltas al respeto.
  • Le dices implícitamente que no es suficientemente valioso para ti.
  • Le separas emocionalmente de ti.
  • Te colocas ante él en una relación de superioridad alienante.
  • Le provocas el deseo de llevarte la contraria y desafiarte.
  • Lastimas fatalmente su autoestima.

Nos quejamos de que nuestros hijos son insolentes y arrogantes pero ¡cuántas veces hemos caído nosotros en el mismo defecto, siendo adultos y modelos a imitar!

Padres irónicos, familia incomunicada

Puedes enviar el mismo mensaje a tu hijo sin utilizar la ironía. Incluso estando enfadado, puedes describir tus sentimientos sin necesidad de ser irrespetuoso y caustico. Solo necesitas entrenamiento.

194sarcasmo

 Elena Roger Gamir
Pedagoga -Solohijos.com

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

2 comentarios en “El sarcasmo: un arma peligrosa

  1. Simón

    Buenísimo post.
    La última frase me la grabaré a fuego,”No opino como tú y no puedo discutir ahora” en vez de, “Vale lo que tu digas”(dar la razón como a los tontos). Muchas gracias Elena.

Deja un comentario